Ventajas del Control de Accesos Biométrico

El control de acceso biométrico es un sistema de identificación basado en las cualidades biológicas del usuario. Dentro de este sistema, podemos diferenciar entre diferentes tipos de reconocimiento. Puede ser por huella dactilar, facial, ocular o vascular. La autentificación biométrica aplica técnicas matemáticas para verificar la identidad de una persona ¿Cuáles son las ventajas de este tipo de sistemas?

Un control de accesos es un sistema de identificación que reconoce a usuarios y admite o restringe la entrada a edificios mediante el uso de una cerradura eléctrica. Permite, además, conocer quién ha accedido a las instalaciones y saber a qué hora lo ha hecho e incluso llevar un registro de ello. Este tipo de instalación es muy útil en una gran variedad de edificios, desde viviendas y complejos residenciales hasta naves industriales, comercios, oficinas, residencias, bibliotecas, laboratorios, etc.

El nivel de seguridad es alto ya que las características físicas de una persona son parámetros estáticos para el reconocimiento estadístico de las personas.

«El control de accesos biométrico permite la identificación de usuarios gracias a alguna de sus cualidades biológicas

Entre los tipos de sistemas de identificación que se utilizan, está el sistema de control de accesos biométrico, que permite la identificación de usuarios gracias a alguna de sus cualidades biológicas.  El primero, el que emplea la huella dactilar, aprovecha la diferenciación en este aspecto de cada persona. Se trata de un método de identificación vigente desde 1883, considerado de enorme fiabilidad y es el más desarrollado entre los sistemas  de control de acceso biométricos. Se trata, además, del reconocimiento más sencillo, eficaz y económico de todos los que se basan en las características biométricas.

El control de accesos biométricos presenta las siguientes ventajas:

  • Bajo coste de mantenimiento. Una vez realizada la instalación, este tipo de control de accesos tiene un coste de mantenimiento muy inferior comparado con otros sistemas.
  • Aporta una dosis alta de seguridad. Este tipo de control es el sistema más seguro, puesto que, por ejemplo, la huella dactilar es una característica única e irrepetible en cada persona.
  • No requiere de dispositivos adicionales de apertura de puerta. Con solo utilizar una característica única de la persona se prescinde de elementos como llaves, conmutadores o interruptores. No se produce estravío de llaves.